Actividades para aprender inglés con 3 cuentos infantiles

Libros para que los niños aprendan inglés

Grandes libros para los niños en inglés, y las actividades de seguimiento

En un mundo en el que aprender inglés es tan importante, no hay mejor regalo que puedas darle a tu hijo que el don del aprendizaje, desde una edad temprana; cuanto más joven empiece a aprender una lengua tu hijo, mejor. Puedes estar pensando, ¡es más fácil decirlo que hacerlo! No te preocupes, estamos aquí para informarte sobre una manera eficaz que puede estimular el aprendizaje en casa. Los niños aman las historias y libros, por lo que esta es una gran manera de introducir el inglés en tu casa y complementar las clases de inglés que seguramente ya tienen en el instituto o como actividad extraescolar. Hemos escogido los libros favoritos de nuestros hijos y esbozado algunas de las actividades y temas que se pueden llevar a cabo junto a ellos. ¡A disfrutar!

The Animal Boogie de Debbie Harter

Niños de todas las edades amarán este libro y las actividades que se pueden hacer con él. El libro muestra diferentes animales de la selva que se ocultan y luego bailan juntos. Los adultos disfrutarán de las ilustraciones coloridas y los niños tendrán un montón de diversión tratando de encontrar los animales escondidos en las imágenes.

Cuando estés leyendo el libro le puedes preguntar a tu hijo: ¿qué animal vamos a ver a continuación? o ¿hay algún animal en las fotos? Lo que consigue así es involucrar a los niños en historias interesantes para ellos, quienes responden preguntas en inglés, y esta es una gran manera para que practiquen sus habilidades para hablar.

Después de leer el libro te sugerimos que acompañes el viaje de aprendizaje de tu hijo, completando algunas actividades más basadas en la historia. La primera de ellas es escuchar la versión de la canción del libro que se puede encontrar aquí. Haz que tus hijos canten e interpreten las palabras de acción vinculadas a los animales como «sacudida», «pisar» u «oscilación». Después de escuchar la canción podéis volver al libro y cantar las palabras en lugar de solo leerlas; ¡a los niños les encantará el cambio en la dinámica!

Otra de las actividades que recomendamos es hacer sus propias máscaras de animales. Pregunta a tus hijos por los nombres de todos los animales que aparecen en el libro y luego o bien puedes descargar máscaras de animales de Internet para decorarlas (este sitio tiene algunos dibujos bonitos), ¡o que dibujen ellos mismos! Una vez que estén terminadas las máscaras se puede leer o cantar el libro y decirle a tu hijo que elija la máscara correcta cuando aparece el animal. Esta es una gran manera de aprender o revisar los diferentes animales.

We’re Going on a Bear Hunt de Michael Rosen y Helen Oxenbury

Se trata de un libro conocido que acumula tensión que hace que los niños realmente estén excitados acerca de la historia. El libro trata sobre una familia que decide ir a dar un paseo y mirar a los osos. Sin embargo, se encuentran con algunos obstáculos en el camino, y cuando finalmente encuentran un oso se asustan y tienen que correr a casa.

Este libro se ha convertido en un cortometraje y puede ser visto aquí. Después de leer el libro y ver el corto puedes hacer las siguientes actividades divertidas para conseguir realmente que tus hijos participen en la historia y practicar su inglés en el proceso.

El libro menciona diferentes obstáculos naturales tales como caminar en el césped o en el barro… ¿por qué no ir por vuestra cuenta a la caza del oso y vivir la experiencia de estos terrenos? Pregunta a tus hijos por dónde están caminando y si los personajes del libro también caminaron a través de un lugar similar. Recuerda coger sus botas de agua, pues el barro podría causar problemas (¡pero a los niños les encantará!). En un mundo donde los niños están a menudo encerrados en interiores o mirando pantallas, esta es una buena manera de pasar un tiempo en familia al aire libre, y además practicar inglés con tus hijos.

Otra actividad consiste en hacer tarjetas fotográficas de los diferentes ambientes que transita la familia en la búsqueda de osos. Puedes imprimir o hacer dibujos de la hierba, el barro y los otros terrenos con el fin de incorporarlos a esta actividad, revisarlos con tus hijos y hablar de ello en inglés antes de comenzar a leer la historia. A medida que aparecen los diferentes terrenos en la historia puedes preguntar a tus hijos para elegir la tarjeta correspondiente. Tener algo físico para revisar el vocabulario hace que el proceso sea más interesante y memorable para los niños.

Si tienes hijos mayores pueden practicar las preposiciones de lugar después de leer este libro. La historia menciona preposiciones de lugar tales como «por encima», «debajo» o «a través de». Este blog también tiene algunas actividades sobre el cuento, incluyendo la secuenciación de la historia, etc.

I Will Never not ever Eat a Tomato de Lauren Child

Este libro pertenece a una serie de libros de imágenes en base a los hermanos de ficción Charlie y Lola. En estos libros, al hermano mayor, Charlie, le gusta enseñar sus colecciones de cosas pequeñas de su mundo. Este libro en particular trata sobre Lola que no quiere comer su comida (un escenario con el que muchos padres pueden identificarse), y su hermano Charlie inventa historias sobre las diferentes comidas para ayudarla a comerlas. Este es un gran libro para revisar los nombres de los alimentos y la historia es fácil para involucrarse y divertida para los niños y los padres.

Después de leer el libro también se puede ver el episodio de TV. Hay muchos más episodios que también les encantarán a tus hijos. Recuerda al leer la historia hacer muchas preguntas: ¿qué comida es esa?, ¿de qué color es? Los niños encontrarán la experiencia más interesante y llevarán a la práctica sus habilidades para hablar.

También puedes elegir una de las actividades de este enlace, el sitio está lleno de consejos útiles para el aprendizaje en casa y actividades interesantes sobre otros temas.

El inglés a través de libros es una gran manera de aprender y hay muchas actividades que se pueden hacer después de leerlos. Hacer actividades y manualidades es una buena manera de conseguir que tu hijo hable inglés; asegúrate de hacer preguntas todo el tiempo para tratar de conseguir que hablen. Otra forma de practicar la habilidad del habla es a través de clases de inglés online, otro método de aprendizaje que también se puede hacer desde la comodidad de tu propia casa. Para sumergirse en el inglés hay opciones interesantes y asequibles tanto para niños como para adultos. Break Into English es un ejemplo de academia de inglés online que tiene profesores nativos especialmente formados para impartir clases a los niños por Skype. ¡La primera clase es de prueba y completamente gratis, así que no lo dudes!

Tags: 

Añadir nuevo comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esto es para asegurarme de que eres una persona y no una máquina. Perdona las molestias.
13 + 3 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.